La clase media no puede comprar vivienda nueva en Madrid porque cuesta el doble que la usada

Carolina Roca, vicepresidenta de Asprima, ha resumido en inmonext 2018, la jornada de reflexión inmobiliaria de referencia organizadas por idealista y SIMA, las razones que explican la problemática de la obra en Madrid.

La directiva ha recordado que el año pasado la obra nueva solo representó el 10% de las compraventas, porque apenas se está construyendo y los precios de una casa nueva duplican el presupuesto actual de gran parte de la demanda. En su opinión, la Administración pública debe poner suelo en el mercado par que bajen los precios y apostar la construcción de viviendas en alquiler y la rehabilitación.

Roca ha recordado que los promotores llevan ya cuatro años hablando del problema de la baja producción de viviendas, que achaca a la ‘teoría del péndulo’.

Lo decimos por activa y por pasiva y no se nos está hacienco caso. El origen del problema de que la producción de vivienda sea tan escasa es que, después de la sobreproducción que vimos en el pasado ahora hemos pasado a producir cero. Pero los extremos nunca son buenos, en el término medio siempre está la virtud”, ha explicado.

La número dos de Asprima ha recordado algunas cifras de mercado para explicar en qué momento está la obra nueva en Madrid. Según los datos históricos del Ministerio de Fomento, desde 1991 se han iniciado de media entre 30.000 y 60.000 viviendas al año se han iniciado en la Comunidad de Madrid. En los peores años se iniciaron menos y en los años de mayor expansión incluso se llegaron a empezar más de 70.000 en la región.

En cambio, entre 2012 y 2017 se han empezado a contruir entre 6.000 y 19.000 viviendas nuevas al año, unas cifras muy bajas respecto a la media histórica. “La realidad es que la producción es mínima y eso que Madrid está en la Champions League de la producción a nivel estatal, donde representa casi un 20%”, ha recalcado.

Roca ha explicado que el envejcecimiento del parque residencial (hay mucha infravivienda) y la escasez de oferta de vivienda en la región está provocando una tensión de precios, una “tormenta perfecta que deja a las rentas medidas como el gran damnificado, ya que limita su capacidad para comprar vivienda nueva”.

Los datos de 2017 apuntan a que solo el 10% de las compraventas que se llevaron a cabo en el mercado doméstico tuvieron como protagonista a una casa de nueva construcción.

“¿Y por qué? ¿Porque no hay demanda? La respuesta es que no. La realidad es que el 70% de las viviendas vendidas tuvieron un precio inferior a 150.000 euros, lo que quiere decir que la mayoría de la demanda solo puede acceder a viviendas de esos precios, mientras que la media de la obra nueva ronda los 300.000 euros“, sostiene Roca, que insiste en que “los promotores construimos vivienda a unos precios a los que gran parte de la demanda no puede acceder”.

Según la vicepresidenta de la asociación de promotores de Madrid, el sector se está encontrando con varios problemas: mantener bajo control los costes financieros y de capital, asumir el gasto extra para hacer inmuebles lo más eficientes posibles y, sobre todo, la falta de suelo disponible y el elevado precio que está alcanzando. Y no podemos olvidar que la materia prima supone en torno a la mitad del precio final de una casa.

Por eso, pide a los Ayuntamientos y autonomías que caminen de la mano en el sector y “no pongan piedras en el zapato”. En concreto, les piden que saquen al mercado más suelo en el que poder edificar y que tengan en cuenta que la normativa urbanística española lleva unos ‘tempos’ muy diferentes a los de la política. “El proceso para que unos terrenos sean finalistas es muy largo y complejo, y si tenemos problemas a corto plazo porque no la escasez está empujando los precios, imaginad qué puede pasar a medio y largo plazo”, ha insistido.

“El problema que tenemos en Madrid, tanto por el Ayuntamiento como por la Comunidad, es que están haciendo justo lo contrario y están dejando fuera de los potenciales compradores de vivienda nueva a un gran estrato de la sociedad, que no puede asumir esos precios”, ha sentenciado.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email