Los compradores prefieren las viviendas usadas a las nuevas porque son más baratas y pagan menos impuestos

Los compradores prefieren las viviendas usadas a las nuevas porque son más baratas y pagan menos impuestos

El mercado inmobiliario vuelve a tomar poco a poco aire gracias al impulso que están tomando en los últimos meses las ventas de viviendas usadas. las operaciones con inmuebles de segunda mano suponen el 62,7% de las 318.928 compraventas cerradas en 2014, según los datos del colegio de registradores. ¿el motivo? son entre un 5% y un 15% más baratas que las nuevas, hay mayor margen de negociación y, además, están gravadas con menos impuestos

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email