El pulso del mercado inmobiliario vuelve a cotas de 2008

El pulso del mercado inmobiliario vuelve a cotas de 2008

El pulso del mercado inmobiliario vuelve a cotas de 2008, pero se atraganta

El ritmo de construcción se está acelerando y se espera que crezca nada menos que un 20% en 2017.

Fuente: CAPITAL MADRID – J.Chamizo

 

El nuevo pulso del mercado inmobiliario es una certeza, no hay más que ver y analizar las variables clave del sector, tanto del residencial, como del de oficinas y comercial. Sin embargo, el pesado lastre heredado de la gran burbuja del ladrillo sigue pesando y se antoja indigerible. El ritmo de venta de la vivienda nueva es apenas capaz de drenar el stock acumulado en aquellos años de desafuero constructor y promotor.

En efecto, la com­pra­venta de vi­viendas al­can­zará la cota del medio mi­llón de uni­dades en 2017 por vez pri­mera en nueve años, desde que en 2008 co­menzó la cri­sis, lo que su­pondrá un in­cre­mento del 12% res­pecto a los 445.000 pisos que se co­mer­cia­li­zarán en 2016.

Pero del total de transac­ciones es­ti­madas para el pró­ximo ejer­ci­cio, sólo unas 75.000 (el 15% del to­tal) serán de nueva pro­mo­ción.

Será di­fícil por tanto que ese stock, que al­gunos ex­pertos ci­fran en las 400.000 uni­da­des, se di­suelva de forma sus­tan­cial el año pró­ximo sobre todo si te­nemos en cuenta que el ritmo de cons­truc­ción se está ace­le­rando y se es­pera que crezca nada menos que un 20% en 2017. Eso su­pone que se ini­ciarán unas 74.000 uni­da­des.

En 2016 la cifra se ha dis­pa­rado un 31% al ini­ciarse la cons­truc­ción de 62.000 pi­sos. La edi­fi­ca­ción de nuevas re­si­den­cias se in­cre­menta en todas las re­giones este año, si bien Castilla y León y Aragón se anotan los ma­yores re­puntes (un 70,5% y un 49%, res­pec­ti­va­men­te). En Madrid crece un 23% y en Cataluña, un 12,2%.

Pero tanto en 2016 como en 2017, las transac­ciones de vi­viendas están im­pul­sadas por la co­mer­cia­li­za­ción de pisos de se­gunda mano, dado que copan al­re­dedor del 70% del mer­cado.

El año pró­ximo el mer­cado en­ca­de­nará tres ejer­ci­cios con­se­cu­tivos de cre­ci­miento y “consolidará” su re­cu­pe­ra­ción.

Una reac­ti­va­ción que no im­pe­dirá que el stock de vi­viendas ter­mi­nadas se man­tenga aún por en­cima de la cota de las 300.000 uni­dades hasta, al me­nos, 2018. Este vo­lumen de pisos pen­dientes de venta se man­tiene en este nivel a pesar de que tanto este año como el que viene caerá a un ritmo del 20% anual.

En con­creto, a cierre de 2016 el ex­ce­dente ba­jará de la cota de los 400.000 pi­sos, hasta si­tuarse en 388.000 uni­da­des. En 2017 se re­du­cirá otro 18,8%, hasta las 315.000 uni­da­des. Pero se trata de vi­viendas con­cen­tradas en de­ter­mi­nadas zonas y que en gran parte son de una ti­po­logía de se­gunda re­si­dencia que ac­tual­mente está fuera de mer­cado, esto es, no en­caja con la de­manda.

Articulo completo: https://www.capitalmadrid.com/2016/12/8/44511/el-pulso-del-mercado-inmobiliario-vuelve-a-cotas-de-2008-pero-se-atraganta.html

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email