Remodelación de Paseo de la dirección

Remodelación de Paseo de la dirección

Fuente: El País.

                                Remodelación de Paseo de la Dirección

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo (Ahora Madrid), ha explicado esta mañana sus planes para las obras del paseo de la Dirección, varadas desde hace una década. El nuevo gobierno municipal se ha reunido con los vecinos de la zona y con la empresa Dragados (del grupo ACS, presidido por Florentino Pérez), a la que ha conminado a concluir las obras en los 16 meses que quedan de vigor del convenio firmado entre la constructora y el Ayuntamiento.
MÁS INFORMACIÓN
Las obras interminables del paseo de la Dirección
Ultimátum a Dragados para que acabe las obras del paseo de la Dirección
Botella desbloquea las obras del paseo de la Dirección y hará vivienda social

El exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón aprobó en 2004 un plan urbanístico para esta hondonada cuajada de infraviviendas en el distrito de Tetuán, y puso las obras en manos de Dragados. El área tiene 166.156 metros cuadrados de superficie. En principio, se iban a construir allí 1.972 viviendas libres, que explotaría Dragados, y 850 pisos protegidos. La constructora debía desdoblar además el paseo, de casi dos kilómetros y un carril por dirección, para descongestionar el tráfico.

Se iniciaron entonces las negociaciones para expropiar, con dinero municipal, los terrenos sobre los que se iban a levantar los pisos una vez realojadas las familias. El plazo de la concesión a Dragados era de seis años, con una posibilidad de prórroga de 18 meses. Expiró en marzo de 2013.

Pero antes de esa fecha, la exalcaldesa Ana Botella (PP) modificó el plan urbanístico para convertir parte de la vivienda libre proyectada en protegida. La constructora alegó contra esos cambios pero, al expirar en marzo el plazo de la concesión sin haber cumplido su parte, tuvo que aceptarlos. Se estableció entonces un nuevo plazo para que Dragados acabara las obras de urbanización y entregara las viviendas de realojo para las familias cuyos terrenos fueron expropiados. El nuevo plan prevé construir 47.500 metros cuadrados de vivienda libre (unos 500 pisos) y 149.750 de vivienda protegida (unos 1.500 pisos; el 40% a precio básico y el resto a precio limitado).

El nuevo concejal de Urbanismo ha asegurado que no se plantea firmar un nuevo convenio con Dragados, a la que ha exigido pues el cumplimiento del actual acuerdo en los 16 meses que quedan de vigencia. La constructora debe ejecutar un bloque para realojar a las familias afectadas; el suelo ya está “preparado a falta de un pequeño trámite burocrático”, y aunque Dragados estima que las obras llevarán 18 meses, el Ayuntamiento le ha exigido que “lo acelere” para que esté en los 16 meses que quedan de convenio.

Además, “se le ha pedido” a la empresa “que continúe con las obras de urbanización de la zona”, ha añadido José Manuel Calvo. “Hemos comprobado que hay tres fases muy avanzadas, otras dos que apenas han empezado, y una, la más grande, que no ha comenzado porque está en ella el poblado chabolista, a cuyos ocupantes hay que dar un alojamiento digno”, ha añadido. Todas esas obras deberán estar concluidas en 16 meses. Lo que no se construirá, por ahora, será el resto de viviendas, que Dragados podrá ir levantando posteriormente.
“Hay grandes operaciones que la ciudad no necesita”
El concejal madrileño de Urbanismo, José Manuel Calvo, ha asegurado que “no está en contra” de las grandes operaciones (Castellana, Campamento, Calderón, Canalejas, etcétera), “una gran ciudad del siglo XXI no puede permitirse que no haya grandes operaciones, pero basadas siempre en la responsabilidad social”. “Hay que estudiarlas, pero no tenemos ningún tipo de prejuicio hacia las grandes actuaciones: hay algunas que pueden tener un cierto interés, que trataremos de poner en marcha, y otras que la ciudad no necesita y que no veo el encaje dentro de nuestro modelo urbano”, ha añadido Calvo.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email