La firma de hipotecas en abril se dispara con importes más altos y más tipos fijos

La firma de hipotecas en abril se dispara con importes más altos y más tipos fijos

Tras el frenazo de marzo por la Semana Santa, la concesión de crédito crece el 34%, en especial, por el crecimiento de las que tienen intereses fijos

Las hipotecas repuntaron con fuerza en el mes de abril. El número de préstamos firmados en España para comprar una vivienda registraron un alza del 34,2% gracias a la contratación de 28.724 hipotecas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La subida, la mayor desde el año 2016, compensa el dato de marzo cuando la suscripción de estos productos cayó un 5,2% por coincidir con las vacaciones de Semana Santa, un periodo que en 2017 cayó en abril. Por eso, conviene analizar conjuntamente los dos meses: “El fuerte incremento del volumen de hipotecas registradas en abril respecto al año pasado debe ajustarse por el efecto de la Semana Santa, aunque tomando la suma de los meses de marzo y abril de ambos años, el incremento es un sano 12%”

Los bancos siguen dispuestos a conceder hipotecas y, de hecho, el propio Banco de España afirmaba a comienzos de año que hay más facilidades para acceder a una hipoteca. Además, el coste de la financiación sigue siendo más barato que hace un año: el tipo de interés medio fue del 2,67% (un 16,7% inferior al de abril de 2017) y el plazo medio de 24 años. “Los bancos abren ligeramente la mano, pero sin ser los motores de la venta de vivienda”. “Las entidades bancarias tienen gran interés por conceder hipotecas y estamos asistiendo a una auténtica competición por conceder el mejor producto hipotecario”.

Ahora bien, la banca ya está empezando a encarecer las hipotecas ante su nula rentabilidad (se cancelan más créditos de los que se suscriben, tipo de interés negativos…) y con respecto al mes anterior ya se nota un leve aumento: en marzo, el tipo inicial fue del 2,62%, frente al 2,67% de abril. Además, las hipotecas a tipo estable también empiezan a ser algo más caras. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,42% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable (con un descenso del 22,3%) y del 3,15% para las de tipo fijo. Este precio es un 6,1% inferior al de hace un año, pero es la mayor subida en lo que va de 2018 (3,05% en marzo y abril y 3,02% en enero).

Aun así, las hipotecas a tipo fijo crecieron por encima de las variables. “Las condiciones que ofrecen ahora los bancos a tipo fijo son muy atractivos, ya que para ellos son la vía para aumentar márgenes en un contexto de bajos tipos de interés y euríbor en mínimos históricos”. El 60,6% se constituyeron a tipo variable y el 39,4% a tipo fijo, cuando en lo que va de 2018 su peso se ha movido en el entorno del 37%. Así, experimentaron un aumento del 30,7% en tasa anual, según el INE. Esto puede deberse a que los compradores de vivienda ya se preparan para la subida de tipos de interés que planea el Banco Central Europeo (BCE) y apuestan por estos productos que mantienen la cuota mensual durante todo la vida del préstamo.

Pese a la vuelta del interés por la compra de vivienda, la contratación de hipotecas sigue lejos de los niveles alcanzados hace una década. En abril de 2008 se firmaron 86.549 hipotecas, tres veces más que en abril de este año. Además, más de un 30% de las operaciones de compraventa se realizan sin financiación. En concreto, en abril 42.014 viviendas cambiaron de manos, frente a las 28.724 hipotecas firmadas.

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en abril fueron Madrid (6.018), Andalucía (5.154) y Cataluña (4.700). Y las que presentaron las mayores tasas de variación anual fueron Baleares (66,7%), Madrid (62,4%) y Castilla-La Mancha (54,2%). Por su parte, las regiones en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas fueron Madrid (997,9 millones de euros), Cataluña (708,1 millones) y Andalucía (531,8 millones).

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email